martes, 22 de diciembre de 2009

DON GERARDO, DON GERARDO


Vaya con Don Gerardo, porque así me imagino que se dirigirá su secretaria, sus lameculos de confianza y sus desconfiados empleados. A mi personalmente me gusta dirigirme a él de una manera más familiar.
- ¡ Gerarditoooo ! - le gritaba la profesora en el cole - ¡ Deja de mirar las carteras de tus compañeros y sal ahora mismo a jugar al patio !
Gerardito salía y se sentaba solo, cerca de la valla que delimitaba el patio. De repente sacaba de su bolsillo un papel arrugado que recomponía con avidez y mirada lista, se levantaba y lanzándolo, se le oía gritar:
- ¡ Tomaaa !
El papel había adquirido forma de avión y planeaba por encima de las cabezas de sus compañeros.
Gerardito se colocaba las gafas con su dedo índice y soñaba con aviones, nubes y pájaros...

Y hablando de pájaros, fíjate las vueltas que da la vida que ahora mira quién es el pájaro.
Conozco a muchos empresarios porque he tenido muchos jefes. Desde luego que comparados con este, jefes de pacotilla. Algunos sé como caminan, como hablan, como te miran. Se preocupan por tu salud, pero no como lo hace una madre, no...lo hacen desde su montaña de egoísmo y ambición:
(Conversación telefónica)
- ¡ Pero a ver, que te ha pasado !
- Nada, que me pillé el pié con la máquina y le tengo muy hinchado
- ¡ Ya, ya ¿ pero puedes andar ?
- Hombre, apoyar si que puedo pero duele bast...
- ¡ Venga anda ! ¡ Mira a ver si te pones un poco de hielo y vienes paracá, que hay que descargar antes de las ocho !

La madre que les parió, que cojones tienen algunos. Y si a eso le añadimos que te pillan poco desarrollado en el noble oficio de mandar a la gente a tomal pol culo, pues ya ves, explotación al canto.
Nuestro pájaro en cuestión no se moja de esa manera con sus empleados, él ya tiene perros que le cobran las piezas, tiene más categoría. La diferencia principal con un "empresario de barrio" es que estos imponen una distante cercanía y el Gerar una lejanía distante; probablemente el 80 % de su plantilla solo le conocen por los medios.
Gerardo, Gerardo como le has fallado a todo el mundo:
- a tus empleados, que les debes nóminas desde antes del verano
- a los empresarios que representas, porque a nadie le gusta que le represente un personaje poco de fiar y aún menos, poco profesional en la materia que representa
- y a la cantidad de clientes que has dejado colgados y se van a tener que buscar la vida para poder pasar las Navidades con sus familias
Bueno, he de corregir que él no le ha fallado a nadie, más bien se ha reido de todo el mundo, sobre todo de sus empleados. Que pasa Gerardo: ¿ Piensas que viven del aire ? "Hombre pues si, que para eso es una compañía aerea", debía de pensar. Tu no tienes vergüenza ni la conocerás nunca. Privar a tus empleados y a sus respectivas familias de cobrar un sueldo a fin de mes es obra de sinvergüenzas. No lo sé, pero me gustaría saber como se ha visto afectado tu patrimonio en este conflicto, estoy seguro que guardaste la ropa antes de que se pusiera a llover.
Como presidente de la CEOE que eres, con razón exigías al gobierno que modificaran la ley para flexibilizar y abaratar los despidos,... no, si tonto no eres.

Anda pájaro, que no tendré la suerte de poder bajarme dentro de un mes una foto tuya con una camiseta de rayas.

1 comentario:

Castilla Roller dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.